Rusia envía más armas a Siria

0
335
Buque militar ruso de clase “Alligator”
Buque militar ruso de clase “Alligator”

Ante nuevas amenazas de ataque de EE.UU.

Rusia envía más armas y vehículos militares a la base naval siria de Tartus, en el marco de su operación para apoyar al Ejército sirio en la lucha contra los terroristas, luego de que EE.UU., el Reino Unido y Francia atacaran varios objetivos en el suelo sirio.

Un buque militar ruso de clase “Alligator” fue fotografiado mientras cruzaba el estrecho del Bósforo (cerca de la ciudad de Estambul, noroeste de Turquía) rumbo a la base naval de Tartus, oeste de Siria.

Las imágenes publicadas por la cuenta turca en Twitter Yoruk Isik, muestran que la nave estaba cargada con equipamientos militares pesados: vehículos blindados de transporte de personal modelo BTR 80, vehículos militares Ural 4320 y Kamaz, además de varias ambulancias.

El reforzamiento militar del Ejército ruso en Siria se produce después de que Estados Unidos, el Reino Unido y Francia lanzaran un ataque con misiles contra posiciones del Gobierno sirio, con el pretexto de un presunto ataque químico en la ciudad de Duma en la región de Guta Oriental, pese a que Damasco rechazó toda implicación.

Respuesta más dura

Un nuevo ataque por parte de Estados Unidos y sus aliados contra Siria hará que los que abogan por el cumplimiento del derecho internacional decidan dar una respuesta ‘más dura’, aseguro ayer el viceministro ruso de Exteriores, Serguéi Riabkov.“Si ocurre en el futuro algo semejante, eso solo empeorará la división de las fuerzas positivas de la comunidad internacional, provocando que otros países se unan a aquellos que abogan por el cumplimiento del derecho internacional”, dijo Riabkov al tiempo que ha alertado que ese último grupo de Estados “rechazará de manera decidida” cualquier ataque de este tipo que viole las bases del derecho internacional.

Guerra fría

A su vez, el ministro de Exteriores de Rusia, Sergei Lavrov, advirtió que la situación entre Rusia y las potencias de Occidente es ahora peor que durante la Guerra Fría.
“Creo que es peor porque durante la Guerra Fría había canales de comunicación”, dijo Lavrov en una entrevista con BBC.

El diplomático ruso culpó a Occidente del cierre de esos canales de comunicación.
Indicó, además, que la situación actual es muy peligrosa y aseguró que el bombardeo contra instalaciones en Siria por parte de los gobiernos de Estados Unidos, Francia y Reino Unido ocurrido el fin de semana pasado dañó la confianza entre Moscú y Occidente.