¡Cuidado con las esponjas de cocina!

0
489
Esponjas de cocina
Esponjas de cocina

Son un foco infeccioso de bacterias

Luego de un cierto tiempo de uso, las esponjas de cocina acumulan suciedad y bacterias. Algunas personas piensan que al calentarlas las desinfectarán. Pero, un estudio demuestra por qué ésta es una mala idea. Las bacterias presentes en la esponja no mueren del todo al ser expuestos al calor, afirma un estudio publicado en Scientific Reports. Tal vez los más débiles mueran, pero los que están más desarrollados sobrevivirán y se reproducirán.

El hecho de que las esponjas de cocina estén llenas de bacterias se debe a que entran en contacto con casi todo: nuestra piel, comida, platos sucios, la humedad, etc.
En la Universidad de Furtwangen, Alemania, el científico Markus Egert analizó esponjas de cocina que habían sido usadas a diario y, encontró 362 especies de bacterias que las habitaban.

“Se trata de la misma densidad de bacterias que se encuentra en muestras de heces humanas. Probablemente no hay ningún otro lugar en la Tierra con tan alta densidad bacteriana”, dijo Egert.
Según Egert, lo más recomendable sería cambiar de esponja cada semana más o menos o lavarlas con jabón y cloro.

Un microbio que llamó la atención de los expertos fue el Moraxella osloensis, que se encuentra en casi todos los rincones de la naturaleza y la piel humana, un microbio responsable del mal olor en la ropa sucia.