Descubren calendario inca en desierto de Chile

0
191
Calendario inca
Calendario inca

Se trata de dos ‘saywas’, estructuras de piedra, ubicadas en la localidad de Vaquillas, a 4.200 metros de altura

Un equipo de investigadores descubrió en el desierto de Atacama, situado en el norte de Chile, la existencia de “saywas”, estructuras de piedra levantadas por los incas que funcionan como calendario astronómico.

Estas construcciones fueron descritas por cronistas en documentos del siglo XVII y XVIII, pero nunca habían sido identificadas en el recorrido de la legendaria Ruta del Inca, que culmina en Machu Picchu.

Los hallazgos servirían para identificar y predecir equinoccios, solsticios y otros eventos astronómicos, según explicó el Museo Chileno de Arte Precolombino, en relación al trabajo realizado por un grupo multidisciplinario de expertos, compuesto por arqueólogos, historiadores, documentalistas y astrónomos.

El equipo liderado por la doctora Cecilia Sanhueza, investigadora adscrita al museo, comprobó la madrugada del 21 de marzo de 2017 que la alineación de dos de las saywas, ubicadas en la localidad de Vaquillas, a 4.200 metros de altura, coincidía con el punto de salida del sol en el equinoccio de otoño.

Posteriormente, el 21 de junio de ese mismo año, en el sector de Ramaditas, se confirmó que otras dos saywas estaban perfectamente alineadas con la salida del sol en el solsticio de invierno.

Ambas experiencias permitieron demostrar en terreno la hipótesis de que las saywas son marcadores astronómicos y están sincronizados con fechas relevantes del calendario inca.
“Lo interesante fue encontrar estas saywas astronómicas en el Camino del Inca, o sea, fuera de las grandes ciudades, en lugares despoblados sin movimiento aparente”, explicó Cecilia Sanhueza.

La investigación ha contado también con la participación de BHP/Minera Escondida y el Observatorio ALMA, el gigantesco radiotelescopio de 66 antenas instalado a 5.000 metros de altura en la planicie de Chajnantor, en el desierto de Atacama.
Sergio Martin y Juan Cortés, dos de los astrónomos que trabajan en ALMA, fueron testigos de la “increíble precisión” con que los incas podían predecir fenómenos naturales mediante herramientas supuestamente primitivas.

“Como astrónomo fue gratificante conocer estos verdaderos calendarios solares que son las saywas, porque demuestran que los pueblos precolombinos le daban tanta o más preponderancia al cielo que lo que podemos apreciar hoy”, afirmó Cortés.