El submarino peruano que asustó a chilenos

0
1389
Fuerza de Submarinos de la MGP en la década de 1970
La poderosa Fuerza de Submarinos de la MGP en la década de 1970.

Informe de la previa y desarrollo de la operación peruana de recuperar Tarapacá

Crónicas de la frustrada invasión peruana de Chile hace 43 años

“Chile-Perú: una década de tensión. 1970-1979”, es un informe detallado escrito por la periodista chilena Patricia Arancibia sobre el episodio histórico que pudo cambiar el rumbo de nuestros días para 2 naciones que en 1879-1883 pelearon una guerra y en 1975 estuvieron a punto de retomarla.

En una parte de dicho informe, Arancibia insinúa que un supuesto submarino peruano terminó hundido por la armada chilena frente a las costas de Reñaca (Viña del Mar, Valparaíso) en febrero de 1976.
Pero el portal web Deftech.wordpress.com demostraría con argumentos sólidos que dicho hundimiento quizás nunca ocurrió.

“…El eslabón más débil de la cadena que sustenta el supuesto hundimiento de un submarino peruano frente a la localidad de Marga-Marga, Valparaíso, en 1976 es la existencia del BAP Rímac…”, sostiene el autor de la crónica, Joel Rodríguez.
“En 1974 la Marina de Guerra del Perú (MGP) adquiere 2 submarinos Clase Balao en reserva de la marina de EE.UU, el USS Atule (SS-403) y el USS Sea Poacher (SS-406) a un costo de $10 millones, bajo las cláusulas del Programa de Asistencia de Seguridad (Security Assistance Program).

“Ambas unidades fueron sometidas a un completo overhaul y reparación de pre-entrega antes de entrar finalmente en servicio en 1975, siendo bautizados como BAP Pacocha (SS-48) y BAP La Pedrera (SS-49) respectivamente…
“Adicionalmente, el 16 de setiembre de 1976 se concreta la adquisición del ex-USS Tench (SS-417), primer submarino de dicha clase, para ser canibalizado por la MGP como fuente de repuestos para la Clase Balao puesta en servicio 1 año antes…

“En uno de los relatos más difundidos sobre este hecho, redactado por el autor del blog ChileReady, en su artículo ‘El Combate del Marga-Marga [1976-Viña del Mar]’, se indica que el académico chileno Carlos López, presidente emérito del Menlo College, (California, EE.UU) y profesor de Humanidades en la mencionada institución, llegó a la siguiente conclusión:…”