El 0,06%

0
331
El Rincon Veneco
El Rincon Veneco

EL RINCÓN VENECO

Por: Alma Llanera

¡Epa mis panas venezolanos y peruanos, qué más! Aquí reencontrándonos en este Rincón Veneco.

La presentación de la señora canciller del Perú, Cayetana Aljovín en la Comisión de Relaciones Exteriores del Congreso peruano nos ha tranquilizado a todos los venezolanos que hemos arribado a este grandioso país.

Nos tranquiliza porque aquieta las aguas de las justas preocupaciones de millones de peruanos quienes ven en nosotros un peligro de encontrarse como dicen vulgarmente en mi tierra “envaina’o” (desempleado) por demasiado tiempo por culpa de los venezolanos quienes como dicen ustedes “malean la plaza” cobrando menores salarios, “tirándonos al piso” por necesidad.

Doña Cayetana aseguró que han ingresado 150 mil venezolanos al Perú, pero 50 mil se dirigieron a otros destinos.
“La política gubernamental ante los venezolanos migrantes se basa en el principio de solidaridad. No podemos darle la espalda a quienes huyen de la situación en Venezuela “, manifestó ante
Precisó que como parte del éxodo de venezolanos fuera de su país, al Perú ingresaron 150 mil venezolanos pero la tercera parte han seguido a otros países.

“Alrededor de 100 mil han optado por permanecer aquí. Si lo totalidad de esos venezolanos trabajara representarían el 0.06% de la Población Económicamente Activa “, anotó.
Asimismo, la canciller afirmó que las preocupaciones por el impacto laboral en el Perú son “infundadas”.

“De acuerdo al Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI), la ocupación laboral ha crecido en último año y el salario promedio en Lima Metropolitana ha aumentado durante el último trimestre”, dijo.
“Según indicadores oficiales resulta infundada las preocupaciones sobre los efectos laborales por la inmigración venezolana”, expresó.

Por último, Aljovín aseguró que la presencia de los venezolanos no ha disminuido ni los empleos ni los salarios en el Perú.
Doña Cayetana ha mostrado cifras oficiales y nos ha dado a los venezolanos un respiro, pero ello no nos da licencia para vivirla “pajareando” (ociosos) esperando que el gobierno nos dé todo en la boca.
No me canso de pedir por el Perú a Nuestra Señora de Coromoto y por todos mis paisanos aquí.