Pinochet puso a Arica en alerta roja

0
602
Arica - tetrápodos
Pinochet ordenó en 1973 construir en Arica parapetos, fosas antitanques, camellones, tetrápodos (en la foto) y 20 mil minas terrestres como línea de resistencia destinada a entorpecer, y ojalá detener, la ofensiva peruana. (Imagen: Serie histórica “Chile-Perú: una década de tensión. 1970-1979”.Patricia Arancibia para diario La Segunda de Chile. 2007).

Informe chileno de la previa y desarrollo de la operación peruana de recuperar Tarapacá

Crónicas de la frustrada invasión peruana de Chile hace 43 años

“Chile-Perú: una década de tensión. 1970-1979”, es un informe detallado escrito por la periodista chilena Patricia Arancibia sobre el episodio histórico que pudo cambiar el rumbo de nuestros días para 2 naciones que en 1879-1883 pelearon una guerra y en 1975 estuvieron a punto de retomarla.

Aquí los fragmentos más importantes de su trabajo:
“En enero de 1973 el general Pinochet citó al tercer año de la Academia de Guerra de Chile, suspendiéndole las vacaciones, para encomendarle una nueva planificación de la defensa de Arica e Iquique.
“El concepto que se elaboró fue el de una ‘defensa móvil’…

“En lo inmediato, era imprescindible completar la dotación de guerra del Rancagua con personal traído desde el centro del país, e ir instalando escalonadamente refuerzos entre Arica e Iquique a fin de dar profundidad a nuestro dispositivo defensivo.

“Si bien éramos capaces de reunir los hombres necesarios, no podíamos hacer lo mismo con el material: juntando los tanques de todo el Ejército, no alcanzábamos siquiera a completar la dotación de guerra de una unidad blindada.

“Apelando al ingenio, requisando la maquinaria de la Corporación de Fomento de la Producción de Chile (CORFO) y contando con la activa colaboración de las empresas privadas, del Club Aéreo y de la población, comenzó a materializarse la ‘defensa móvil’…

“Los trabajos consistieron en la construcción de un parapeto delantero mediante movimientos de tierra, fosas antitanques, camellones y la instalación de tetrápodos, línea de resistencia destinada a entorpecer, y ojalá detener, la ofensiva adversaria.

“Detrás de aquella línea, se prepararon los refugios para las tropas de reserva que actuarían concentradamente en el punto específico del ataque enemigo.

“Asimismo, por primera vez, se sembró con 20,000 minas antipersonales y antitanques, amplias áreas entre la Línea de la Concordia y Arica, impidiéndose así la libre circulación entre la costa y las primeras estribaciones montañosas…”.