Venezolano en tierra de chefs

0
236
El Rincon Veneco
El Rincon Veneco

EL RINCÓN VENECO

Por: Alma Llanera

¡Epa mis panas venezolanos y peruanos, qué más! Aquí reencontrándonos en este Rincón Veneco.
Me lleno de optimismo la reciente nota publicada por la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR) titulado “Un poco de Venezuela en el Perú”.

quí les transmito unos fragmentos:
“Vivir de la gastronomía en uno de los países con los mejores chefs y restaurantes del continente es un desafío para cualquier persona.
“Especialmente cuando lo que se cocina no es típico peruano. Marquesas, hallacas, tequeños, arepas, bombas y empanadas son algunas de las comidas que cocina y vende Ander, un emprendedor venezolano que se animó a aceptar el reto…

“‘Cuando llegué hace cuatro años sólo había dos lugares de comida venezolana’, explica Ander, quien obtuvo su estatus de refugiado poco tiempo después de haber realizado la solicitud.
“Y agrega: ‘En ese momento no conocían la arepa, las bombas, no conocían la comida venezolana, entonces fue mucho más difícil. El peruano es muy arraigado a su comida, no fue fácil entrar al negocio. Fui haciéndolo poco a poco’…

“Ander y varios miembros de su familia tuvieron que irse de manera forzada por una situación de amenaza y violencia en su país de origen.
“‘Tuvimos que salir por tierra, no había pasajes aéreos por la demanda o estaban al doble y viajamos durante 5 días’, cuenta mientras corta ajíes en el living de su casa…

“Al comienzo tuvo que sortear muchas piedras en el camino…
“En algunas ocasiones le quedaba toda la mercadería sin vender y la perdía porque se tenía que consumir en el mismo día…
“Sin embargo, no se dio por vencido. Continuó cocinando, buscando opciones, capacitándose y también siempre ayudó a sus compatriotas a comenzar.

“‘A los que llegan los ayudo a conseguir el departamento donde quedarse, estoy pendiente, la gente también me ha colaborado muchísimo’, relata.
“Hoy en día tiene un local junto a su tío, solicitante de asilo, además vende comida venezolana en ferias, realiza pedidos para locales y para venta ambulante.

“Los vendedores con los que trabaja son en su mayoría venezolanos. ‘Ya hay un boca en boca, ellos trabajan conmigo hasta que consiguen otro empleo: es una ayuda para su comienzo’…
“Siempre le gustó la gastronomía, si bien se dedicó a estudiar administración comercial y a manejar negocios de ramas tan diversas como la estética y la computación en su país de origen.

“Cuando llegó al Perú cambió su rumbo y comenzó a cocinar platos que sabía hacer como las hallacas, un tamal salado relleno con guiso.
“‘Es un plato típico venezolano para diciembre. En nuestras mesas siempre el 24, el 31 va a haber’…”.
A mi compatriota Ander mis saludos y respeto, rezaré por su éxito a Nuestra Señora de Coromoto.