El general Forestier: El “Rommel” chileno

0
460
Carlos Forestier
“El comandante en jefe de la 6ª división del ejército chileno era el general Carlos Forestier…enérgico, estricto y abiertamente anti peruano…”. (Imagen: Serie histórica “Chile-Perú: una década de tensión. 1970-1979”.Patricia Arancibia para diario La Segunda de Chile. 2007).

Informe chileno de la previa y desarrollo de la operación peruana de recuperar Tarapacá

Crónicas de la frustrada invasión peruana de Chile hace 43 años

“Chile-Perú: una década de tensión. 1970-1979”, es un informe detallado escrito por la periodista chilena Patricia Arancibia sobre el episodio histórico que pudo cambiar el rumbo de nuestros días para 2 naciones que en 1879-1883 pelearon una guerra y en 1975 estuvieron a punto de retomarla.

Aquí los fragmentos más importantes de su trabajo:
“El regimiento Rancagua dependía de la VI División del ejército chileno cuyo Cuartel General estaba en Iquique. Su comandante en jefe era el general Carlos Forestier, un oficial con fama de enérgico, estricto y abiertamente anti peruano…

“Los oficiales a sus órdenes le temían. Apodado ‘el Rommel chileno’ por los peruanos, éstos le reconocían su capacidad y resolución.
“Su sola presencia al mando de la zona norte constituía un factor de disuasión.
“Durante el último medio siglo los regimientos habían estado instalados en la parte sur de la ciudad, frente a la playa.
“Forestier los trasladó a la pampa, donde comenzaron a vivir en carpas, en una especie de campaña permanente, practicando ejercicios y realizando maniobras sobre el terreno…
“Nunca se ha discutido su mérito por haber logrado elevar el grado de alistamiento de las unidades y el espíritu de combate de las tropas hasta un nivel nunca antes visto en tiempo de paz…
“El jefe de operaciones de esa división recuerda que ‘pensábamos que el Perú iba a hacernos un doble envolvimiento, es decir, dirigiría su esfuerzo principal intentando coparnos con una ofensiva blindada de tanques y tropas mecanizadas provenientes de Tacna, potenciada por un estrecho apoyo a tierra de sus aviones estacionados en la nueva y supuestamente secreta Base Aérea La Joya (Arequipa)…
“‘Este ataque se complementaría con operaciones efectuadas por paracaidistas y fuerzas aerotransportadas desplegadas a la espalda de Arica, para lo cual contaban con unos 80 helicópteros de transporte…’”.