Descansa en paz, Daniel

0
2236
Iván Torres La Torre

Por Iván Torres La Torre
Abogado Vicepresidente
del Club Coronel Bolognesi
de Tacna

En 1985 conocí a Daniel Peredo, cuando coincidimos en las antiguas aulas donde nos brindaban una rigurosa educación, los Padres Agustinos Recoletos. Daniel tenía como característica ser un muchacho sobrio, muy formal, sin dejar de ser alegre y “palomilla”, como todo joven de quince o dieciséis años de aquel entonces. Lamento profundamente y expreso mis condolencias a la familia de Daniel. El periodismo deportivo nacional está de luto por la prematura partida de tan brillante periodista y amigo.

Quiero que todos los lectores sepan que con Daniel pertenecimos a promociones brillantes, de las cuales han destacado ilustres abogados, periodistas, militares, embajadores y políticos; y que se convirtieron en una sumatoria de valores para el quehacer nacional, dentro de los cuales, nuestro querido amigo Daniel Peredo llegó a ocupar un lugar preponderante.

Por aquellas ironías del destino, Daniel partió sin ver jugar a nuestra selección, a la que tanto alentó con sus comentarios en el mundial de Rusia 2018, evento mundialista donde definitivamente se sentirá la ausencia de uno de los periodistas pioneros de la modernidad de nuestro fútbol, al que le dedicó muchísimos años con el comentario acertado y la narración de los partidos.

Con todo respeto debo subrayar otra ironía de la vida, pero que pinta la autenticidad de la vocación de Daniel, pues encuentra la muerte haciendo la actividad que más le gustaba desde muchacho, que era jugar al fútbol; circunstancias de coincidencia o de destino, que reflejan la verdadera semblanza de un hombre sano, amante del deporte y destacado profesional.

En conclusión, Daniel ya dio el gran paso y se le recordará por siempre, pues el resultado del trabajo de nuestra selección durante tantos años, que se consolidó con la era de Gareca, es producto del esfuerzo de muchos y, definitivamente, quedará en la historia deportiva que el Perú clasificó a Rusia 2018 en los tiempos de Daniel Peredo. Descansa en paz Daniel. Hasta la próxima semana.