Patria Roja admite contactos con Corea del Norte

0
509
Kim Jong-un
Kim Jong-un

Pero negaron participar en un plan de asesinar diplomáticos estadounidenses en el país

El Partido Comunista del Perú admitió tener vínculos con diplomáticos de Corea del Norte, luego de revelarse los contactos entre militantes del partido de izquierda y funcionarios de la dictadura de Kim Jong-un en los que habrían considerado atentados contra familiares de representantes estadounidenses en Lima.

En conferencia de prensa, en la que negaron ser partícipes de una trama criminal, los líderes de Patria Roja señalaron que, como agrupación política, mantienen contactos con los representantes norcoreanos, una relación que puede ser “diplomáticas, de amistad, de intercambio de documentos”, explicó Rolando Breña, secretario general de la agrupación.
Breña indicó que él ha estado en Corea del Norte, aunque no precisó hace cuántos años fue el viaje.

Ante la insistencia de las consultas sobre la relación entre los militantes y la embajada norcoreana, sostuvo: “No tenemos ningún tipo de cercanía. Tenemos conocimiento personal eventual, pero no cercanías. Una cosa es asistir a eventos, y otra es que de eso pueda deducirse una complicidad para actos delincuenciales”.

Breña también exigió que el gobierno difunda las escuchas telefónicas que las fuerzas de seguridad realizaron a Pak Myong Chol, primer secretario de la embajada de Corea del Norte en Lima, a raíz de una denuncia por acoso sexual a un menor.

En la investigación, se revelaron conversaciones entre los diplomáticos y militantes de Patria Roja, en las que se consideraba atentar contra familiares de funcionarios estadounidenses, en caso de que escale la crisis entre Corea del Norte y los Estados Unidos.

Citarán a ministros

Congresistas peruanos anunciaron que convocarán a los ministros de Interior y de Relaciones Exteriores para pedirles mayores detalles sobre el entramado descubierto entre diplomáticos de Corea del Norte y militantes del Partido Comunista en las que se discutió la posibilidad de atacar a familiares de funcionarios estadounidenses en Lima.